5 averías típicas de tu lavavajillas y sus causas

El lavavajillas es uno de esos electrodomésticos indispensables en nuestra casa y que usamos a diario. Debido al uso constante que le damos, es normal que el lavavajillas presente averías con el paso del tiempo. En este post queremos que conozcas las 5 averías más típicas en lavavajillas, así como sus posibles causas, para que sepas cómo proceder a solucionarlas la próxima vez que te encuentres con ellas.

La pastilla del lavavajillas no se disuelve

¿Has notado que cuando tu lavavajillas termina el proceso de lavado, la pastilla en su interior no se ha disuelto del todo? Si eso te ha pasado también a ti, es posible que tus platos, cuchillos y vasos no salgan lo suficientemente limpios del lavavajillas, por lo que estamos ante un problema, como mínimo, bastante molesto. Que la pastilla solo se disuelva parcialmente puede tener diversas causas, pero casi todas son habituales y a continuación las detallamos:

  • Obstrucción en el aspa superior: de tal forma que el agua no golpea adecuadamente la pastilla provocando que no se disuelva como esperamos.
  • Problema en el cajetín: si solo te pasó una vez, puede que algo impidiera que el cajetín abriera, por lo que la pastilla no se pudo disolver. Pero si el problema es frecuente, puede también que la muesca encargada de abrir y cerrar el cajetín presente algún inconveniente o esté pasada.
  • La pastilla está apelmazada porque el cajetín estaba húmedo.

Los pilotos encendidos del lavavajillas

Otro de los problemas o más molestos con las lavavajillas son los pilotos parpadeando que provocan el no inicio del lavado. La causa de este problema puede ser algo tonta, tal como lo es el no cerrar correctamente la puerta del lavavajillas al momento de querer iniciar el lavado. Recordemos que estos pilotos solo tienen dos motivos para dar una señal de alerta y ninguno de los dos es por una falla mecánica o similar. Los pilotos se activan cuando hace falta más sal o abrillantador en el lavavajillas.

Hay diferencia en el lavado superior e inferior

Si la bandeja inferior de tu lavavajillas no sola tan limpia como los elementos ubicados en la bandeja superior, entonces déjame decirte que tu lavavajillas presenta una de las averías más típicas en este tipo de electrodoméstico.

Este inconveniente en la mayoría de los casos se debe a las hélices inferiores del lavavajillas que no giran del todo bien. De hecho, esto es causado por lo fáciles que son de obstruir ese tipo de hélices. Algunos de los elementos que pueden obstruir las hélices son los cuchillos o tenedores.

El lavavajillas no desagua bien

No hay nada peor que abrir el lavavajillas y darse cuenta que todavía tiene agua dentro o que, incluso, el proceso de lavado no culminó. Si tu lavavajillas no quiere vaciarse, esto puede deberse a causas disimiles que pasmos a definir a continuación:

  • La manguera de desagüe está obstruida: lo normal sería que la manguera esté doblada impidiendo que fluya el agua procedente del lavado del lavavajillas. Por lo general, esto pasa cuando cambiamos el lavavajillas de lugar y no nos damos cuenta que hemos obstruido la manguera (doblándola) en el nuevo lugar de instalación.
  • Atasco en las vías de desagües: ya sea que tu manguera de desagüe se haya atascado o que exista un atoro en las tuberías de tu vivienda, el agua del lavavajillas no podrá fluir si existe un elemento en las vías de desagüe que lo impida. Para diagnosticar dónde se encuentra el problema exactamente lo mejor es llamar a un fontanero profesional y así puedes aprovechar para que lo solucione.
  • Obstrucción en la bomba de desagüe: si la hélice de vaciado no gira, es posible que se deba a una obstrucción en el filtro. Nos podemos sacar la duda simplemente escuchando si la bomba hace ruido cuando es encendida. Si no se escucha nada, es que está obstruida.
  • Fallo eléctrico en el módulo: esta sin duda es el problema más grave de la lista, ya que solo un técnico profesional puede identificarlo y solucionarlo adecuadamente.

El lavavajillas no se llena de agua

Si la situación es contraria a la anterior, es decir, que no se tienen problemas de vaciado, sino de llenado, entonces las causas para este desperfecto del lavavajillas son diferentes y enseguida las especificamos:

  • La manguera de llenado está obstruida: si cambiaste de lugar el lavavajillas recientemente, verifica que la manguera de llenado no se haya doblado en el proceso.
  • El filtro en el extremo de la manguera está sucio o atascado: si llevas mucho tiempo usando el lavavajillas, es posible que este sea el origen del problema.
  • Causas variadas: es posible que el problema sea más serio y requiera la intervención de un profesional, tal como sucede cuando no funciona el aquastop, la electroválvula, la cámara de presión, el intercambiador de calor o el caudalímetro.